¿Puede uno enamorarse más de dos veces al año? by Luci

Publicado en por Madame Desamor

Qué interesante, pensar en los plazos para el amor y en la frecuencia. Me hace imaginarme un calendario con los días de fiesta en rojo. Domingos y festivos no suelo enamorarme.


Pero sí que puedo hacerlo más de dos veces en el mismo día. Es cierto que me pongo alguna norma, como por ejemplo: no sin haber desayunado. Eso me permite no tener muchas fantasías con jóvenes albañiles en el metro o con elegantes candidatos a banquero. Pero además de esta capacidad de enamoramiento, puntualizaré la importancia en el uso de palabras como jamás, siempre y nunca en mi boca. Por ejemplo, cuando digo "Jamás conocí a un hombre como éste". En ningún caso será la primera vez que lo diga. Lo digo cada vez que conozco a alguien. Es mi forma de dar exclusividad. Así cómo "Yo siempre me enamoro de idiotas" o "Nunca quise así". Son mentiras piadosas que me suelo contar para hacerme creer que cada amor es más intenso y más verdadero que el anterior. Y que éste es de verdad. Es genial.


Sin cambiar de tema: dos veces por semana voy a hacer deporte y sólo una tarde, me dedico a pasear. El resto del tiempo lo tengo ocupado enamorándome. No podría renunciar a la magnífica sensación de caminar por las nubes. Al menos, una vez al mes.


Así que no sufráis: no es tan raro querer a dos personas el mismo año y no estar loco. Nada es eterno, excepto mirarse al espejo y no reconocerse.

 

O el aceite en ciertas sartenes. Aunque de eso, ya hablaremos. 

Etiquetado en Amor y Desamor

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post