AyD.: ¿Son los hombres unos jodevidas? by Sandra.

Publicado en por Madame Desamor

Querida Sandra:

 

Eres de lo más bienvenida a este blog. En agradecimiento a tu pregunta, te propongo cogernos de las manos y dar saltitos mientras damos unas vueltas sobre nosotras mismas. Si no quieres pues nada, pero puede estar gracioso, tú eliges. Gracias por participar.

 

Vamos directas al tema. Creo que hay que mirar muy por partes tu pregunta. En primer lugar, nos pararemos en el concepto "hombres".

 

A lo largo de mi vida he escuchado en ocasiones la expresión "Ése no es un hombre". Es una frase que a mí siempre me ha desconcertado. Por unas cosas y por otras he tenido que escucharla muchas veces. Ése no es un hombre porque te engaña, ése no es un hombre porque no te trata bien, ése no es un hombre porque no te invita a cenar, ése no es un hombre porque es un cobarde, porque te grita, porque te pega, porque es un mierda, no es un hombre porque no.

 

Yo no sé muy bien qué es un hombre. Sé lo que no lo es, pero tampoco podría definirlo. Deberíamos decir que existen los no-hombres, que son los que se portan como bestias inmundas. Un no-hombre es aquel, por definición, que no trata a las mujeres como mujeres sino como una especie de mercancía. Como si condujera un camión lleno de cajas de cereales. Ahí no hay respeto, no hay una hombremujercomunicación. Sería una relación basura, una relación spam.

 

Es fácil confundir a un no-hombre con un hombre porque tienen la misma apariencia. Parece que sí, pero no. De la misma manera hay un tipo de mujer que son no-mujeres. Que tratan a los hombres como frutos secos. Como si fueran a vaciar el contenedor de los envases de plástico, lo volcaran y se fueran de nuevo para casa, moviendo sus caderas de no-mujer.

 

Estos especímenes están por ahí. En las calles. Y a veces, las mujeres y los hombres como nosotros, nos los encontramos. Y los confundimos con hombres y con mujeres, pensando que sí. Pero no. Qué rabia da eso. Ojalá no fuera anticonstitucional llevar un cartel encima que pusiera "Cuidado, soy uno de ellos". Y cuando lo viéramos pudiéramos salir pitando. Agitando los brazos.

 

En una ocasión, alguien me dijo un comentario que me indignó. Me dijo, "Así que eres una de esas mujeres a las que han jodido bien". Me pareció fuera de lugar. Porque me lo dijo un señor con corbata, en un despacho muy fino, que tenía una plantita y unos post-it muy bien colocados. Entonces me levanté de aquel despacho limpito, despechada y me fui.

 

Tengo clara una cosa, como ya hablamos una vez. hay gente a la que ponen un día contra una pared y disparan a la cabeza. Después toca recuperarse y eso no es fácil. Lo fácil es caer en la fase odio. O peor, dejarnos avasallar y meternos en una burbuja. Y pensar.

 

Todo es malo ahí fuera.

 

Quizá no sea del todo así. Pero hay que tener muy claro qué buscar y dónde. Para ello, hay que averiguar dónde estan escondidos los hombres. Los que son hombres de verdad. Y convertirnos en mujeres. En mujeres de verdad. Y empezar a querer a los demás de forma completamente pausada, tranquila. Amar desde la sobriedad del que en algún momento ha pasado por algo malo, pero ahora se ha recuperado. Alguien a quién han jodido pero bien. Amar sanamente, serenamente, sinceramente. Sin esperar más que "Buenos días, ¿qué tal? Te quiero". Y ya.

 

Que los hay jodevidas. Sí. Que son todos. No. Que cuando encontrarás a uno.

 

Pues eso, ya no lo sé.

Cuando todos seamos hombres y mujeres y se mueran los no-.

Cuando llevemos todos carteles al cuello, explicando de qué palo vamos.

Cuando se alineen los planetas.

 

Evidentemente.

 

Sólo cuando estés preparada.

 

 

Con todo mi aprecio.

Madame Desamor.

Etiquetado en Amor y Desamor

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post

Madame Desamor 01/11/2011 17:44


Querida Sandra:

Para cariño el vuestro. ¡¡Muchas gracias guapetona!! :)))


Sandra 01/11/2011 15:17


Estoy totalmente deacuerdo contigo,gracias por recibirme con tanto cariño,creo que de las experiencias negativas se aprende y mucho,lo importnate es el no juzgar a todos por el mismo rasero y ver
mas alla,aún queda gente maravillosa,TE MANDO UN BESAZO ENORME,ME ENCANTA TU BLOG