AyD: ¿Cuándo debe uno darse por vencido? by Chiri.

Publicado en por Madame Desamor

Querida Chiri:

 

Qué alegría y alborozo. Nuevo mail en madamedesamor@unionmadrid.es, nueva pregunta. Y yo te lo agradezco. No sé ni como hacer para que sepas que te adoro, por preguntarme y por todo. Puedes echarle a un ojo a la página de Twitter, o de Facebook o quedarte aquí como estás. Yo por mi parte, creo que mañana tengo de comer ensalada y si te apetece, compartimos. Por lo demás, ahí vamos.

 

Una guerra es una guerra. Hay veces que podemos perder batallas, eso es innegable. Pero uno no puede rendirse por perder una batalla. Porque no quiere decir que debamos abandonar la guerra. Eso, aunque reiterativo, es así. Y me pongo bélica, porque luego dicen que soy pastelosa y cosas desagradables. Y a mí no me gusta. Que digan que soy como el azúcar. Así que por eso me echo el Kalashnikov al hombro.

 

Darnos por vencidos es una expresión hecha. Al fin y al cabo. Vencidos. Eso es que alguien nos ha ganado. O sea que estábamos en competición con otro. ¿O por otro? El caso es que hemos perdido. El cuento de siempre. Una cosa está clara y es que sólo perdemos si pensamos que perdemos. Si no, no.

 

En esto tengo que ser muy sincera. Sólo puedo responder desde mi propia experiencia, así que te diré que si la competición es con otra persona, por otra persona, la respuesta es que me daría por vencida al minuto uno. Si la carrera es en solitario y no hay nadie por medio que pueda entorpecer mi camino, tendré que decir: nunca.

 

Competir es complicado. Creo que deja a uno siempre masacrado, absorbido, como un esqueleto. Uno tiene que pensar en moverse más sexy que otra, respirar más sexy que otra, peinarse más sexy que otra. Eso es agotador. Sobre todo porque somos nosotros mismos y gustamos o no gustamos. No por mucho parecernos a cualquier otro panoli se van a fijar más en nosotros. Creo además, que lo sexy es estar convencida de lo que uno es. Esto por un lado.

 

Por otro lado, si no hay unos cien metros lisos que tengamos que ganar, estoy bastante dispuesta a aguantar para siempre. No creo que este sea el mejor de los consejos, pero es que soy un ser muy obsesivo. Sólo me olvidaría de alguien si después de perseguirle durante años, al fin, un día, me empujase en mitad de la calle y me gritase:

 

- ¡Fuera loca, no quiero nada contigo!

 

A lo que, sin duda, yo respondería:

 

- Pero... ¿estás seguro?

 

Mi madre intentó que la palabra cabezonería llevase mi foto en la RAE. Aún no lo consiguió. Yo pienso que si existe una posibilidad, por remota que sea, por qué no va uno a seguirla hasta asegurarse que se ha desvanecido. Soy de ésas a las que les angustia pensar que no han hecho todo lo posible por conseguir lo que querían.

 

ss ¿Y qué cosas aconsejas hacer para conseguir a alguien?

 

¿Yo...? Bueno... en realidad da lo mismo. Quiero decir. Si uno mantiene de forma firme un sentimiento durante largo tiempo, con eso basta. La otra persona quizá se imagine por arte de magia lo que sentimos y un día, cuando se le encienda la bombilla, venga y nos diga: "Ah, ya sabía yo que me querías". Y entonces podamos vivir felices para siempre. Quizá suene pasivo. Y de hecho nunca me ha pasado, así que creo que definitivamente esto no funciona.

 

Bien, entonces, tengo que decir, que uno debe darse por vencido cuando realmente intentó algo y no funcionó.

Y cuando le dijo al otro lo que sentía y la otra persona realmente lo rechazó.

Después, contentos y orgullosos de haber sido capaces de expresar lo que sentíamos.

 

Si tenemos que reconocer que hemos perdido la batalla final, lo reconoceremos.

 

Y la guerra se habrá acabado.

 

 

 

Con todo mi aprecio.

Madame Desamor.

Etiquetado en Amor y Desamor

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post