AyD. ¿漠不關心? by Fernando.

Publicado en por Madame Desamor

Querido Fernando:

 

En primer lugar me encuentro de lo más agradecida por tu participación. En compensación, puedo intentar llevarte a caballito por unos cuantos lugares y explicarte en plan guía turística en qué consisten los monumentos que nos vayamos encontrando. Si no, pues nada. Date por revuelto el pelo de mi parte y allá vamos.

 

Transcribo aquí tu pregunta: ¿Es posible caer en el desamor cuando el supuesto 'amor' previo a esta fase jamás ha pasado de la potencia al acto --en términos kantianos, quiero decir--? En otras palabras, ¿Si el amor de un individuo/a no encuentra reciprocidad puede calificarse como desamor un posterior desengaño?

 

Bueno. Pues. Es... que... no... he entendido nada. La palabra del título, si el traductor de Google no me falla es "desamor" en chino. Creo que es lo que saco en claro de la pregunta. Aún así y haciendo alarde de mis capacidades desamoriles, voy a intentar responder. ¡Hombre!

 

La primera parte preguntante. Se puede caer en el desamor siempre que uno quiera. Tenemos derecho a estar des-amorados tantas veces como nos venga en gana. Y de quien queramos. Yo he estado sintiendo desamor por una gallina un tiempo. Mi vecina tuvo desamor con el repollo unos meses. Después lo superó. El caso es que uno puede des-amorarse sin venir a cuento. Des-amorarme, des-atarme, des-armarme.

 

ss

 

  ¿Te desarmas habitualmente?

 

 

 

No. Nunca. Yo soy un buen soldado. Debajo de la armadura todos tenemos parte blandita. Como las almendras ésas, que hemos comido ahora en Navidad.

 

El caso es que uno puede estar desamor por la mañana y por la tarde estar ya contento. Pero claro, dice en la pregunta: supuesto 'amor'. Y a mí eso me suena a un desamor de gratis. O por lo menos a un supuesto 'desamor'. Todo así entre comillas. Como si lo dijéramos pero sólo a medias, no vaya a ser. Que entre las comillas se lea bien claro, lo que pone. Amor. Así que igual, sólo, digo. Que si uno pone 'amor' y no amor, no siente demasiado des. Sólo sentirá 'des'. Lo cual es más cómodo. Menos fangoso. 

 

Por lo de Kant. Me encanta desayunar con él todas las mañanas. A él no le gustan mucho las galletas Tosta Rica, así que me las deja todas. Eso es una ventaja. Insiste bastante en eso de que somos un fin en nosotros mismos. Yo pienso que sí, que somos fines. Sinfines de cosas. Serafines. Delfines.

 

En la segunda parte preguntante ya veo claro el desamor. En eso de la no-reciprocidad. Está claro, que si no es recíproco, uno ya puede proclamar seguro de sí mismo que acaba de envenenarse de desamor. Eso se hace con una botella de champán. Se la ata uno a la cabeza y la tira contra la espalda. Cuando revienta, ya estamos bautizados en el desamor.

 

ss

 

 Eso es para bautizar un barco, bruta.

 

 

 

Lo mismo da.

 

El posterior desengaño viene, claro está, cuando lo que uno esperaba se hace trocitos. O cuando lo que uno pretendía ofrecer se ha ido despacito y sin darnos cuenta de las manos. Qué faena. Lo único que da a entender el desengaño, elposteriordesengaño, es que de alguna manera nos habíamos engañado.

 

Por otra parte y corrígeme si me equivoco. Aquí parece que sobran palabras. Lo que puede quedar claro es que siempre hay desamor donde hay o hubo amor. La misma palabra lo contiene, lo desborda a veces. Nos desborda siempre, cuando no estamos acostumbrados. Cuando no nos lo creemos mucho. Puede haber desamor cuando no nos han correspondido, cuando esperábamos que hubiera amor del Corte Inglés y nos han dado amor de los chinos, cuando nos hemos desarmado y alguien ha tocado la parte blandita. Y nos ha arañado.

 

Todo esto se llama desamor. Cómo arreglarlo es otra historia, supongo. Así que espero que te animes a preguntar, sin rebuscar mucho las palabras, cómo puedes arreglar tu des-amoramiento.

 

Así, gratis, te diré cómo en unos sencillos pasos.

 

Aunque nada, que si quieres seguir des-amorado, estás en tu derecho. 

Que como ya he dicho al principio, uno puede des-amorarse siempre que quiera.

 

Y en-re-ve-sar-se siempre que quiera.

Entrecomillarse.

Desengañarse.

Con gallinas, con repollos y con todo.

 

 

 

 

Con todo mi aprecio.

Madame Desamor.

Etiquetado en Amor y Desamor

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post