A.C.: ¿Por qué el amor es un rollo? MD

Publicado en por Madame Desamor

Queridos todos:

 

El amor es un rollo patatero. Lo miremos por donde lo miremos.

 

Para empezar, uno ni siquiera puede escribir la palabra "amor" sin que se le confunda con la cuarta hermana Brönte. No voy a desprestigiarlas, ni mucho menos. A mí Cumbres Borrascosas me gustó. Tenía 16 años y acababan de operarme de apendicitis, tuve que leerlo en la cama mientras alguien me iba inyectando morfina para el dolor. Por la operación.

 

A mí me resulta muy curioso cómo el amor en manos de algunos puede resultar un auténtico pastelón y en manos de otros es la octava maravilla. A lo que en arte se refiere, digo. Mirad si no a Béquer. Las comparaciones son odiosas y no voy a comparar a Gustavo A. con nadie, pero sólo miradle. Miradle fijamente.

 

Con sólo poner "amor" en el buscador de imágenes de Google...

 

Sujeto Arriesgado: Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarghhhh

 

Sí, a eso me refería. Y si ponemos "desamor", "amorcito" o "amorcitín" la cosa no mejora.

 

Lo que se me ocurre pensar es que sólo puede querer aquel que sea un ser pasteloide con cara de osito y con una tarjeta en forma de corazón en su poder. O una chica con la mirada perdida, el pelo largo y lacio y sonrisa de cadáver. Me he perdido el momento en el que el amor ha pasado a ser exclusivo territorio de los Emos. Tanta intensidad quema neuronas, seguro.

 

Sujeto Subversivo: MD, eres una resentida, ¡deja a los románticos en paz! ¡¡Dominaremos el mundo con nuestros ositos de peluche y nuestras tarjetas de corazón!!

 

No te equivoques, querido lector, no dejo de ser romántica, a eso me refiero. Sólo intento dejar clara la diferencia entre ser romántico y ser imbécil.

 

Ser romántico es poder hablar de lo que uno siente, pero sin pasarse. Sin decirlo con diminutivos. Mirando al suelo y deprisa. O no decirlo y pasar toda una tarde cocinando galletas que después saben a harina. Y que cuando te regalen galletas que saben a harina decir que te encantan. Y que saben a gloria. No decir nada y regalar dos billetes de avión a algún sitio. O meter a alguien en un coche y presentarse en otro punto de la ciudad, para no hacer nada. O nada importante. Ir al trabajo de alguien y llevarle el desayuno, en una bolsa de papel.

 

Mandar un sms sólo con una carita sonriente. Así:   :)

 

Decirle a alguien "Pero qué tonto eres" con una sonrisa. Reirnos de un chiste que cuenta otro, aunque no tenga gracia. Robar comida de un plato ajeno y después ofrecer de la nuestra. Levantarnos de la cama a las cuatro de la mañana, soñolientos y decirle al otro: "¿Quieres agua?". Dar besos en nucas , soplar en orejas, meter la mano en un bolsillo que no es el nuestro.

 

Sujeto Subversivo: Madame Desamor Brönte.

 

Qué decir.


Sujeto Subversivo: 1  Madame Desamor: 0

Etiquetado en Auto Cuestiones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post